Mensaje de Charles Gore, presidente de la World Hepatitis Alliance (WHA), con motivo del Día Mundial de la Hepatitis 2017

El 28 de julio de 2017 marca el 10º aniversario del Día Mundial de la Hepatitis y en este tiempo el impacto del día ha crecido enormemente. Desde el primer Día Mundial de la Hepatitis dirigido por la comunidad en 2008, que fue apoyado principalmente por grupos de pacientes de alrededor de 47 países, hasta hoy, donde millones de colaboradores en casi todos los países del mundo celebran el día con actividades de concienciación, pruebas y otros innumerables eventos. Esto no sería posible sin la voz del paciente.

Sin embargo, todavía queda mucho por hacer. La hepatitis viral es una de las principales causas de muerte a nivel mundial, lo que representa 1,34 millones de muertes al año, es decir, el VIH/SIDA, la tuberculosis o la malaria. Juntos, el virus de la hepatitis B y la hepatitis C causan el 80% de los casos de cáncer de hígado en el mundo.

La hepatitis viral no se encuentra en un lugar ni entre un grupo de personas; es una epidemia verdaderamente global que puede afectar a millones de personas sin que sean conscientes. Actualmente, el 90% de las personas que viven con hepatitis B y el 80% que viven con hepatitis C no son conscientes de su estado. Con la disponibilidad de vacunas y tratamientos eficaces para la hepatitis B y una cura para la hepatitis C, la eliminación de la hepatitis viral es alcanzable, pero una mayor conciencia y comprensión de la enfermedad y sus riesgos son necesarios, al igual que el acceso a un diagnóstico y un tratamiento más baratos.

Con la inclusión de la hepatitis viral en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGs) y la reciente adopción de la primera estrategia mundial sobre la hepatitis, estamos en un momento crucial. Ahora más que nunca el compromiso de múltiples partes interesadas es necesario y, sin acción urgente, las muertes seguirán aumentando y la epidemia seguirá creciendo.

Por lo tanto, el Día Mundial de la Hepatitis es más importante que nunca. Hoy en día, nosotros, la comunidad de hepatitis, debemos continuar uniéndonos y alentando a los profesionales médicos, políticos, la industria farmacéutica, los medios de comunicación y el público en general a aumentar la concienciación sobre el tema y unirse a nuestra lucha para eliminar la hepatitis viral en 2030.

El lema del Día Mundial de la Hepatitis 2017 es “ELIMINATE HEPATITIS” y ofrece una oportunidad para que todos los individuos participen en la eliminación de una enfermedad causante de cáncer. Cada actividad que se ocupa de la hepatitis viral es un paso hacia su eliminación. Sin embargo, la eliminación de esta epidemia global no es sólo una meta de salud pública, sino que es una meta individual para millones de hombres, mujeres y niños en todo el mundo. Cada persona podría ser afectada por la hepatitis viral y todos tenemos un papel que jugar para lograr la eliminación. Por lo tanto, para poner de relieve esto, estamos poniendo cara a la eliminación de la hepatitis viral a través de la campaña #ShowYourFace que llama a las personas a hacerse un selfie y mostrar al mundo cómo están contribuyendo a la eliminación de la hepatitis viral.

Sea como sea que cada persona planee celebrar el Día Mundial de la Hepatitis, es gracias a estas acciones en todo el mundo, no importa cuán grandes o pequeñas sean, que el cambio se produce. Por lo tanto, esperamos con interés la colaboración continua mientras trabajamos hacia el logro de nuestro objetivo colectivo de eliminar la hepatitis viral para 2030.

Última actualización: 24/07/17