ISGlobal pide eliminar todas las restricciones al tratamiento contra la hepatitis

Un estudio llevado a cabo por el Instituto Kirby (UNSW Sydney, Australia) y el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) recomienda eliminar todas las restricciones al pago de los antivirales contra la hepatitis C, y que sean abonados incluso a aquellos pacientes con la enfermedad avanzada o que consumen alcohol o drogas.

El Instituto Kirby y el ISGlobal han hecho un estudio, que publica la revista ‘The Lancet Gastroenterology and Hepatology’, que ha revisado por primera vez el acceso y el reembolso de antivirales contra la hepatitis C en Europa.

El estudio constata que los criterios de acceso y reembolso de fármacos antivirales de acción directa para tratar la hepatitis C varían dentro de Europa, y concluye que las restricciones basadas en el estadio de la enfermedad, consumo de alcohol o drogas, y quién lo prescribe deben suprimirse si se quiere eliminar la hepatitis viral como amenaza de salud pública para 2030.

El estudio estima que unas 70 millones de personas en el mundo están infectadas con el virus de la hepatitis C (VHC), con unas 700.000 muertes relacionadas cada año, y que alrededor de 3 millones de personas infectadas viven en Europa, donde la principal vía de transmisión ocurre por inyecciones entre consumidores de drogas.

Los fármacos antivirales orales de acción directa (AAD) para tratar la hepatitis C representan uno de los avances clínicos más importantes en las últimas décadas, ya que son mejor tolerados que los tratamientos previos y logran curar a más del 95% de los pacientes.

Sin embargo, su precio elevado ha conducido a muchos gobiernos a limitar el reembolso dependiendo de la gravedad de la enfermedad, si el paciente consume drogas o alcohol, o quién prescribe el tratamiento.

El objetivo de este estudio fue evaluar los criterios de acceso y reembolso de tratamientos AAD en 35 países europeos.

Los resultados revelan varias similitudes y algunas diferencias con respecto a restricciones en el acceso y reembolso de AAD en Europa: todos los países y jurisdicciones evaluadas otorgan el reembolso para AAD, y el 94% de ellos requieren un especialista para prescribirlos.

La mitad de los países restringen los fármacos a personas con enfermedad avanzada y seis países condicionan el reembolso a la abstinencia de alcohol o drogas por parte del paciente.

Los autores señalan que, a pesar de que estas restricciones en el reembolso de AAD están ciertamente dictadas por el precio tan elevado de los mismos, “no están alineadas con las recomendaciones de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado 2016, que estipulan que se debe ofrecer el tratamiento a todos los pacientes que no tengan contraindicaciones contra la terapia”.

“Estas restricciones deben eliminarse si queremos alcanzar la meta de la OMS de eliminar las hepatitis virales como amenaza de salud pública para el 2030”, ha defendido Jeffrey Lazarus, investigador de ISGlobal y codirector del estudio.

Lazarus reconoce que “esto requerirá de los esfuerzos colectivos de investigadores, profesionales de la salud, tomadores de decisiones, comunidades afectadas y la industria farmacéutica”.

El estudio también recomienda negociar para disminuir los precios de los AAD y ampliar el acceso a los mismos, con una mayor transparencia en este proceso.

 

Fuente: lavanguardia.com (29/01/18)

Última actualización: 30/01/18