El impacto del diagnóstico de hepatitis C en las conductas de uso de sustancias en pacientes que participan en la terapia de sustitución de opioides

Este estudio fue presentado en “The Liver Meeting 2017”, congreso anual organizado por la Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas (AASLD, en sus siglas en inglés). 

Introducción

El uso indebido de opioides es una crisis de salud pública en muchas poblaciones. En Canadá, la provincia de Ontario tiene más de 50.000 personas dependientes de opiáceos que participan en la terapia de sustitución de opioides (OST, en sus siglas en inglés), utilizando principalmente metadona y suboxona.

La infección por el virus de la hepatitis C (VHC), con una prevalencia estimada de 0,3%-0,9% entre todos los canadienses, es más común en esta población. Muchos expertos abogan por hacer pruebas a todos los pacientes implicados en terapias de sustitución de opiáceos para detectar la infección crónica por VHC. Hasta la fecha, se desconoce el impacto del diagnóstico de infección por el VHC en los comportamientos de uso de sustancias de los pacientes en terapias de sustitución de opiáceos, y el objetivo de este estudio era, precisamente, explorar ese impacto.

Métodos

Realizamos un análisis de cohorte retrospectivo utilizando los datos de salud electrónicos, toxicología urinaria e información de detección de infección por VHC basada en anticuerpos de una red de 43 clínicas de tratamiento de adicciones en Ontario desde 2000 hasta 2013. Utilizamos un análisis de regresión logística para determinar el impacto de diagnóstico de la infección por VHC sobre el comportamiento del uso de sustancias para pacientes que participan en terapias de sustitución de opiáceos.

Resultados

Se identificaron 2.406 personas entre las 43 clínicas donde fueron evaluadas para la infección por el VHC. 527 individuos (el 21,9%) dieron positivo en anticuerpos anti-VHC. Este uso de sustancias se evaluó un año después de la prueba del VHC. Aquellos que se sometieron a un cribado positivo para detectar el VHC tuvieron un 53,1% más de probabilidades de alterar significativamente sus conductas de consumo de sustancias y de reducir el consumo de opiáceos no recetados de acuerdo con la toxicología de la orina después de la detección de anticuerpos anti-VHC en comparación con aquellos que se sometieron a exámenes de detección negativos para la hepatitis C después de controlar la edad, el sexo y la ubicación geográfica (aOR=0,653; CI95%=0,803- 0,531; p<0,001).

Los pacientes que fueron diagnosticados con infección por VHC, posteriormente tuvieron una proporción significativamente menor de detecciones positivas de drogas en orina, incluidos los opioides no prescritos (aOR=0,743), las benzodiazepinas (aOR=0,631) y la cocaína (aOR=0,625).

Conclusión

Se ha demostrado que el cribado de infección por VHC puede tener un impacto positivo en los resultados del tratamiento por uso de sustancias entre los pacientes que participan en la expansión de terapias de sustitución de opiáceos y debe alentarse el cribado universal de los participantes de terapias de sustitución de opiáceos para la infección por VHC.

Autores

Hooman Farhang Zangneh, Joseph K. Eibl, Graham Gauthier, David Pellegrini, Jordan J. Feld, David C. Marsh, Hemant A. Shah; Toronto Centre for Liver Disease, Toronto General Hospital, University of Toronto, Toronto, ON, Canada; Northern Ontario School of Medicine, Sudbury, ON, Canada.

 

Artículo traducido por ASSCAT (octubre 2017)

Última actualización: 27/10/17