Hoy 8 de marzo, en el Día de la Mujer, ASSCAT se solidariza con todas las mujeres

Las hepatitis y las enfermedades hepáticas, que constituyen el círculo de acción de ASSCAT, las presentan tanto hombres como mujeres, pero estadísticamente siempre es mayor la proporción de hombres afectados.

En este día, que tiene como protagonistas a las mujeres y se dedica a temas relacionados con las mujeres, desde ASSCAT queremos destacar el papel importantísimo de las mujeres. Vemos que tradicionalmente y en todas las culturas siempre son las mujeres las que tienen el rol de cuidadoras de la familia.

Nosotr@s, que colaboramos en el día a día en ASSCAT, hemos comprobado que son muchas las que están en primera línea en diferentes ámbitos. No nos queremos olvidar de nadie, pero sobre todo destacar su labor en el ámbito sanitario, en los hospitales, en las asociaciones de pacientes y también en el entorno familiar.

Se ha comprobado que las mujeres de la población general y las que sufren enfermedades crónicas, incluso estabilizadas con tratamiento, tienen una percepción de su calidad de vida inferior a la de los hombres de la misma edad. Ello nos lleva a que se conozca este hecho y a aceptar el reto de que al conmemorar este día se consiga mejorar la calidad de vida de todas las mujeres.

Uno de los objetivos de este día es ayudarnos a reflexionar sobre los problemas que deben afrontar las mujeres en general, no sólo las que sufren enfermedades crónicas. Todas debemos ser conscientes, en nuestro día a día, de nuestras vivencias y nuestra fortaleza.

Es por este motivo que vale la pena profundizar y reflexionar en estos aspectos con ojos de mujer, pero abiertas a todos.

Y si a este día le tuviésemos que dar un lema, éstos podrían ser:

1.- No te quedes atrás.

2.- Habla, comparte. Todas tenemos muchas cosas en común.

3.- Manifiéstate, todo hay que compartirlo, lo que haces vale mucho, y lo queremos celebrar.

Hoy conmemoramos el Día de la Mujer y es un día en el que conviene decir y seguir explicando, como ya se ha hecho muchas veces, que la situación actual no favorece a las mujeres y que es de justicia la necesidad de cambiar.

La Comisión Europea ha pedido a los Estados miembros que impulsen el proceso de igualdad entre hombres y mujeres para acabar con la discriminación de las mujeres.

La diferencia en la calidad de vida percibida por las mujeres de la población general y en las que presentan una enfermedad también es una parte importante de esta desigualdad.

Hay que encontrar fórmulas para que las mujeres puedan compaginar la vida familiar, la personal y la laboral, siempre que sea posible, como un signo de normalización. La sociedad debería comprometerse más con el tema de la violencia contra las mujeres, igualar los salarios y las oportunidades de promoción laboral, establecer facilidades para la conciliación, etc. y poner los medios para que se pueda lograr.

Todo esto es una problemática compartida entre todas las mujeres, ya que es lo que encontramos en todos los ambientes y circunstancias. El paso de los años sólo ha corroborado que las mujeres siguen sufriendo la perpetuación de los estereotipos que no respetan la igualdad y frenan su desarrollo.

Hoy 8 de marzo, es un día para que todas juntas reflexionemos sobre las problemáticas y desigualdades que la sociedad nos plantea a todas las mujeres.

Voluntariado de ASSCAT (08/03/18)

Última actualización: 8/03/18