Eficacia del tratamiento de la hepatitis C

El tratamiento con antivirales de acción directa (AADs) para la hepatitis C es altamente efectivo para curar la infección por hepatitis C, pero el objetivo a largo plazo del tratamiento es prevenir la enfermedad hepática y la muerte. Los efectos a largo plazo de curar la infección por el virus de la hepatitis C (VHC) con AADs fueron cuestionados por una revisión sistemática de la Colaboración Cochrane en 2017. La revisión concluyó que todavía no había pruebas suficientes para demostrar que la infección por el VHC redujo la enfermedad y la muerte. Esta conclusión fue fuertemente cuestionada por expertos en hígado.

En el Congreso Internacional del Hígado en París, un gran estudio prospectivo llevado a cabo en Italia proporcionó una clara evidencia de que curar la infección por hepatitis C resulta en una reducción en el riesgo de morir por una causa relacionada con el hígado. Las personas con cirrosis A en la escala Child-Pugh (cirrosis compensada) tenían 15 veces más probabilidades de morir por una causa relacionada con el hígado si no lograban una respuesta virológica sostenida al tratamiento con AADs, según el estudio. También tenían un mayor riesgo de morir a causa de una enfermedad cardiovascular.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Chiara Mazzarelli, una de las investigadoras del estudio de trasplante de hígado, en el Congreso Internacional del Hígado 2018. Foto de Liz Highleyman.

Un estudio que siguió a todos los tratados por hepatitis C en Escocia encontró que la descompensación hepática por cirrosis en personas diagnosticadas previamente con hepatitis C crónica disminuyó en un 29% entre 2013 y 2016. Durante el mismo período, el 94% de las personas tratadas por hepatitis C en Escocia lograron una respuesta virológica sostenida.

Del mismo modo, un estudio europeo de trasplantes de hígado reveló que, si bien el número de trasplantes realizados en Europa se mantuvo estable entre 2007 y 2017, la proporción que se llevó a cabo como consecuencia de la hepatitis C disminuyó del 23% al 11%. La disminución de los trasplantes relacionados con el VHC se hizo evidente después de 2014 y fue especialmente evidente en personas con cirrosis descompensada relacionada con el VHC. La supervivencia de los receptores de trasplante hepático con VHC también mejoró.

 

Fuente: infohep (27/04/18)

Noticia traducida por ASSCAT

Última actualización: 10/05/18