AASLD 2017: Un análisis confirma la alta eficacia de glecaprevir/pibrentasvir en el tratamiento del genotipo 3 del VHC

El estudio se basó en el análisis de estudios de fase 2 y 3 y refleja que su perfil de seguridad fue parecido en pacientes con y sin cirrosis.

Un análisis de los datos procedentes de siete estudios distintos ha reflejado que el uso de glecaprevir/pibrentasvir (Maviret®) tuvo una elevada eficacia en personas sin experiencia en tratamiento infectadas por el genotipo 3 del virus de la hepatitis C, con independencia de si estas personas presentaban o no cirrosis. El tratamiento con esta combinación de medicamentos fue en general bien tolerado y su perfil de seguridad no se vio afectado por la coinfección por el VIH o si la persona estaba trasplantada de riñón o hígado.

Estos hallazgos han sido presentados en el Encuentro del Hígado 2017, organizado por la Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas (AASLD, en sus siglas en inglés) y que está teniendo lugar estos días en la ciudad de Washington DC (EEUU).

Pibrentasvir es un inhibidor del complejo de replicación NS5A y glecaprevir es un inhibidor de la proteasa NS3/4A. El uso de esta combinación está aprobado para tratar todos los genotipos de la infección crónica por el VHC y tiene una tasa general de curación del 98%. La Comisión Europea y la Agencia de la Alimentación y el Medicamento de EEUU (FDA, en sus siglas en inglés) aprobaron la comercialización de esta combinación en dosis fija (que se comercializará bajo el nombre de Maviret®) los pasados meses de julio y agosto, respectivamente. Esto llevó a las sociedades científicas a realizar una actualización de sus recomendaciones de tratamiento.

Para evaluar la eficacia y seguridad de un tratamiento de 8 o 12 semanas con glecaprevir/pibrentasvir en pacientes con infección crónica por el VHC de genotipo 3, sin experiencia en tratamiento y enfermedad hepática compensada (con o sin cirrosis) se realizó un análisis de los resultados procedentes de 7 ensayos de fase 2 y 3.

Los criterios de inclusión en el estudio fueron tener como mínimo 18 años, presentar una infección crónica por el genotipo 3 del VHC, no estar coinfectado por el virus de la hepatitis B, no presentar cirrosis o tener cirrosis compensada (tipo A en la escala Child-Pugh) y no tener experiencia en el tratamiento del VHC. En el análisis se tuvo en cuenta a personas con enfermedad renal crónica de etapa 4 o 5, coinfección por el VIH y también a personas trasplantadas de riñón o hígado.

En total se dispuso de datos de 571 personas que participaban en los estudios ENDURANCE-3, EXPEDITION-2, EXPEDITION-4, SURVEYOR-2 (parte 1 a 3) y MAGELLAN-2. Esto dio un total de 208 personas sin cirrosis que recibieron el tratamiento durante 8 semanas, 294 personas sin cirrosis que recibieron tratamiento durante 12 semanas y de otras 69 personas con cirrosis que recibieron tratamiento durante 12 semanas.

La eficacia se determinó según el análisis tipo intención de tratar (ITT), incluyendo a todas las personas que recibieron al menos una dosis del fármaco en estudio. Sin embargo, también se realizó un análisis tipo intención de tratar modificado (mITT) en donde se excluyeron los casos en que el fracaso del tratamiento se debió a motivos no virológicos (por ejemplo, pérdida de seguimiento o falta de adherencia al tratamiento). El análisis reveló que la combinación consiguió una elevada eficacia en las personas incluidas en el estudio, con independencia de si tenían o no cirrosis.

El tratamiento de 8 semanas consiguió unas tasas de curación de los pacientes del 98% según el protocolo tipo intención de tratar modificado (del 95% según protocolo tipo intención de tratar). Este porcentaje fue similar en personas con y sin cirrosis.

Por su parte, el tratamiento de 12 semanas alcanzó una tasa de curación del 100% en personas con cirrosis compensada, según el protocolo tipo intención de tratar modificado (97% según el protocolo tipo intención de tratar).

Los autores del estudio comentan en sus conclusiones que el análisis respalda las siguientes indicaciones para el tratamiento de personas infectadas por el genotipo 3 del VHC sin experiencia en tratamiento con glecaprevir/pibrentasvir sin la necesidad de realizar pruebas basales de resistencia o incluir el uso de ribavirina:

  • 8 semanas en el caso de pacientes sin cirrosis.
  • 12 semanas en el caso de pacientes con cirrosis compensada.

En general, los datos reflejan que la ampliación de la duración del tratamiento de 8 a 12 semanas no tuvo impacto en la eficacia de curación en el tratamiento de personas con el genotipo 3 del VHC sin cirrosis. Además, la eficacia de la combinación quedó patente en el hecho de que la mayor parte de las personas que no consiguieron curar la infección fue debido a un fracaso no virológico.

 

Fuente: Miguel Vázquez (gTt-VIH) / NATAP
Referencia: Flamm S, Wyles D, Asatryan A, et al. Efficacy and Safety of Glecaprevir/Pibrentasvir for 8 or 12 Weeks in Treatment-naïve Patients with Chronic HCV Genotype 3: An Integrated Phase 2/3 Analysis. AASLD: The Liver Meeting 2017, October 20–24, 2017, Washington, DC

Última actualización: 23/10/17